Es difícil decir cuáles son los mejores disipadores de calor para un ordenador, ya que depende de varios factores, como el tamaño y el modelo del procesador, el tamaño de la caja del ordenador y las preferencias personales.

 También es importante considerar el ruido que haga el ventilador del disipador de calor, ya que algunos modelos pueden ser bastante ruidosos, sin estar dañados.

En cuanto a consejos para mantener la temperatura del ordenador, te sugiero

lo siguiente:

  • Asegúrate de utilizar un disipador de calor adecuado para tu procesador, si tienes una bestia parda, no uses el ventilador de Stock por favor.
  • Asegúrate de que el gabinete del ordenador tenga suficiente espacio para permitir la circulación del aire caliente.
  • Limpia regularmente el interior del ordenador para eliminar el polvo, ya que el polvo puede obstruir las entradas de aire y hacer que el ordenador se caliente más.
  • Asegúrate de que el ordenador esté en un lugar fresco y bien ventilado para permitir la circulación del aire.
  • Evita colocar el ordenador en un lugar donde pueda ser expuesto directamente a la luz del sol o a otras fuentes de calor.
  • Considera utilizar un ventilador adicional para ayudar a enviar el aire caliente lejos del ordenador.
  • Si el ordenador se utiliza en un entorno muy cálido, puede ser útil utilizar un refrigerador de líquido para ayudar a disipar el calor del procesador.

En general, es importante prestar atención a la temperatura del ordenador y tomar medidas para mantenerla a un nivel seguro. Esto ayudará a garantizar un buen rendimiento del ordenador y a evitar daños en el procesador.

Consejos adicionales que pueden ayudar a mantener la temperatura del ordenador a un nivel seguro:

  • Utiliza el software de gestión de temperatura, como CORETEMP de tu ordenador para monitorear la temperatura del procesador y tomar medidas si se supera un determinado límite.
  • Evita ejecutar demasiados programas al mismo tiempo, ya que esto puede hacer que el procesador se caliente más rápidamente.
  • Cierra los programas que no estás utilizando para liberar recursos del procesador y ayudar a mantener la temperatura a un nivel seguro.
  • Utiliza un antivirus para proteger el ordenador de virus y malware que pueden hacer que el procesador se caliente más de lo normal.
  • Asegúrate de mantener el sistema operativo y los programas del ordenador actualizados, ya que las actualizaciones a menudo incluyen parches que pueden mejorar el rendimiento y ayudar a mantener la temperatura del ordenador a un nivel seguro.
  • Evita sobrecargar el ordenador con trabajos que requieran muchos recursos, como juegos o programas de edición de vídeo, ya que esto puede hacer que el procesador se caliente más de lo normal.
  • Si el ordenador se calienta demasiado, apágalo de inmediato y déjalo enfriar antes de volver a encenderlo. Esto puede ayudar a evitar daños en el procesador y otros componentes del ordenador.
Disponible para Amazon Prime